Saltar al contenido

Elementos de seguridad clave en los coches eléctricos

marzo 13, 2019
Elementos de seguridad clave en los coches eléctricos

Los vehículos eléctricos son más seguros que los de gasolina o diésel. No, no lo decimos nosotros, sino que es la conclusión principal de un informe del año pasado que analizaba la seguridad de estos vehículos.

Los coches eléctricos deben pasar los mismos controles que los de combustión (salvo en este último aspecto, claro). Entre estos controles se encuentran también los de seguridad. Así que los ingenieros deben desarrollar estos vehículos con la seguridad por bandera.

Así, por ejemplo, en algunos modelos de coches eléctricos las baterías (que son una parte estructural del automóvil) están colocadas muy bajas. Esto no solo mejora la dinámica del automóvil sino que hace que el marco sea más rígido, lo que aumenta su integridad estructural. Se trata de una estrategia que también se sigue en el mundo de las carreras en los coches de Fórmula E y Fórmula 1, donde los motores y las baterías forman parte de la estructura de los coches. Además, la colocación de las baterías es clave para reducir el centro de gravedad, lo que también contribuye a mejorar su seguridad.

Elementos de seguridad clave en los coches eléctricos

El hecho de que los eléctricos no tengan líquidos inflamables ni dependan de la combustión de los mismos hace también que este tipo de vehículos puedan presumir de ser más seguros, dado que tienen un menor riesgo de grandes incendios o explosiones.

La importancia del frenado

No obstante, es justo reconocer que las medidas de seguridad que podemos encontrar en un coche eléctrico también se encuentran en uno de combustión. Sin embargo, hay una característica que solo se encuentra en aquellos que funcionan con baterías, que podría tener un impacto en la seguridad.

Hablamos del frenado regenerativo. Aunque no es específicamente una función de seguridad (está diseñado para recuperar la energía perdida para recargar la batería), se inicia en cuanto el conductor levanta el pie del acelerador, momento en el que el coche empieza a frenar en mayor o menor grado.

Es decir, que en el caso de que alguien frene para tratar de evitar un accidente, un automóvil enchufable empezará a frenar una fracción antes.