Saltar al contenido

Vigila la temperatura del congelador y frigorífico

abril 17, 2019
Vigila la temperatura del congelador y frigorífico

El congelador y el frigorífico son electrodomésticos que nos ayudan a mantener durante más tiempo la comida. Así evitamos desperdiciarla manteniéndola a bajas temperaturas.

Además, estas bajas temperaturas de los alimentos también nos ayudan a prevenir enfermedades transmitidas por la comida: salmonella, E. coli o botulismo son algunas de ellas. Mantener los alimentos refrigerados a temperaturas adecuadas es una de las mejores maneras de prevenir o retardar el crecimiento de estas bacterias.

Curiosamente, para conseguir mantenerlos fríos ambos aparatos utilizan intercambiadores de calor. Uno de los motivos a los que más debemos prestar atención para lograr una buena eficiencia energética es al aire que está alrededor de estos electrodomésticos. Cuanto más caliente esté el aire, con menos eficiencia trabajarán. Por eso, se recomienda mantenerlos alejados de los lugares cálidos y, especialmente, lejos de la encimera y el horno.

Evidemente, cuanto más eficiente sea nuestro electrodoméstico (A++ es la clasificación más alta), mejor. Sobre todo teniendo en cuenta que son aparatos que están encendidos las 24 horas del día y los 365 días del año. Por lo que en ellos la eficiencia energética es aún más importante que para otros electrodomésticos. Si no están diseñados para descongelarse automáticamente, se recomienda hacerlo al menos una vez cada seis meses.

temperatura refrigerador congelador

La temperatura idónea

Además, también debemos valorar que, cuanto menor sea la temperatura que establezcamos para el interior, más energía consumirán. Los frigoríficos deben tener una temperatura máxima de 5 °C. Se recomienda que un congelador debe estar entre -23 ° y -18 °. También se recomienda tenerlos llenos en, al menos, tres cuartos de su capacidad para no enfriar el aire vacío. Pero no se recomienda llenarlos en exceso, ya que podría evitar que el aire circule y eso también usará más energía.

Es recomendable comprobar las temperaturas periódicamente. Los termómetros para electrodomésticos son la mejor manera de conocer estas temperaturas y generalmente son económicos.

Mantener la eficiencia energética es una excelente manera de reducir las facturas de energía. Pero también una forma de reducir la huella de carbono, por lo que también son buenas noticias para nuestro planeta.