Saltar al contenido

Molinos que traen nuevos aires económicos

marzo 25, 2019
Molinos que traen nuevos aires económicos

Localidades que quintuplican su población, que multiplican por 10 sus ingresos, que generan miles de puestos de trabajo… Los molinos que permiten transformar el aire en energía no solo modifican el paisaje de algunos pueblos, sino también su economía.

La Muela (Zaragoza) fue uno de los primeros municipios en apostar por la instalación de molinos de viento en sus terrenos. Con los molinos llegaron también nuevos ingresos, nueva población, nuevas inversiones y nuevos recursos: guardería, comedor escolar, depuradora, potabilizadora, auditorio, complejo polideportivo con dos piscinas climatizadas y un nuevo parque empresarial. También la apertura de tres museos (del Viento, del Aceite y de la Vida) y un parque de aves.

En Valladolid esperan también las repercusiones que estos molinos de viento van a tener en la comarca. En total, antes de que acabe el año, se van a instalar catorce nuevos parques eólicos. Muchos municipios vallisoletanos esperan repetir la experiencia de Peñaflor de Hornija, que con apenas 305 habitantes, su ayuntamiento ha pasado de ingresar 300.000 euros a 700.000 gracias a la instalación de estos molinos.

Molinos que traen nuevos aires económicos

Más empleo, rejuvenecer la población

Pero, además de estos mayores ingresos en los ayuntamientos y su posterior inversión, los molinos están conllevando también la creación de nuevos puestos de trabajo en estas localidades. Y, en muchos casos, un rejuvenecimiento de la población precisamente en una época de mayor gentrificación de las aldeas.

Fuendetodos es un ejemplo de esto. Los 97 molinos que hay por la zona han permitido que en la subestación eléctrica y en el mantenimiento de la misma trabajen 14 jóvenes de la zona. Lo que también les permite soñar con seguir manteniendo vivo el municipio en los próximos años.

Aragón es una de las comunidades autónomas que más ha analizado el impacto económico que ha supuesto la llegada de estos molinos. Según el estudio «Estimación del Impacto Socioeconómico del Sector de la Energía Eólica en Aragón (1996-2012)«, la inversión ha tenido un impacto económico de 1.777 millones de euros. Y ha generado una media de 1.183 empleos durante su construcción y de otros 857 por su posterior puesta en funcionamiento.

Los molinos de viento traen, pues, nuevos aires económicos.