Saltar al contenido

Cómo conseguir una piscina más sostenible y eficiente

agosto 14, 2017
Piscina sostenible

De cara al buen tiempo, las piscinas nos ayudan a sobrevivir los días más calurosos del verano, aunque también pueden constituir una infraestructura que implique un consumo bastante elevado, tanto de agua como de energía. Para evitarlo, bastará con seguir una serie de consejos para que nuestra piscina reduzca al máximo su impacto medioambiental.

Lo primero que tendremos que tener en cuenta es que, para ser completamente sostenibles, se puede optar por las piscinas naturales. Este tipo de sistemas usan recodos naturales de los ríos y plantas acuáticas. Sin embargo, requieren de un entorno natural adaptable a este tipo de infraestructura. Como la mayor parte de las casas no podrán contar con estos lugares tan idílicos, lo mejor será centrarnos en la cambiar elementos propios de las piscinas tradicionales.

Uno de los complementos más habituales que podemos encontrar en cualquier piscina es el césped. No obstante, hay que tener en cuenta que el césped natural requiere un gran consumo de agua. De este modo, pese a lo que se pudiera pensar en un principio, resulta mucho más ecológico el césped artificial que el natural.

Otro elemento que ayuda en el ahorro de agua es la cubierta para piscinas. Existen dos tipos fundamentales, aquellas que se colocan durante la temporada invernal, que además de evitar la evaporación del agua también protegen la calidad del agua. Y aquellas que se ponen por la noche diariamente durante el verano. Son útiles para que el agua no se enfríe mucho por la noche y evita la evaporación del agua.

El uso de bombas de velocidad variable va a permitir que el consumo se reduzca a lo estrictamente necesario. Además, estos sistemas permiten adaptar la potencia del sistema de filtrado de la depuradora a las necesidades concretas en cada momento, por lo que notaremos una reducción del consumo energético considerable a final de mes. Así mismo, hoy en día existen equipos autónomos que realizan la limpieza de la piscina reduciendo el consumo energético al mínimo. Esta nueva generación de limpiafondos es más resistente y duradera.

Finalmente, otro elemento de muchas piscinas que no podemos pasar por alto es la iluminación, que nos va a permitir disfrutar de baños nocturnos. Lo más recomendable es sustituir las iluminarias por bombillas LED que, además de reducir el consumo energético, también van a durar mucho más tiempo que las bombillas tradicionales.