Saltar al contenido

La movilidad compartida, clave para frenar el cambio climático

abril 15, 2019

La ley de cambio climático y transición energética, que está ya en modo anteproyecto, deberá contemplar la movilidad compartida como uno de los mecanismos que pueden ayudar a frenar la emisión de gases contaminantes.

Así al menos lo consideran no solo las empresas implicadas en el desarrollo de este tipo de servicios para compartir vehículo, sino también los principales partidos políticos de nuestro país. Los distintos representantes políticos reunidos en una jornada en la que se debatió sobre la movilidad compartida, coincidieron en que la futura Ley de Cambio Climático debe reflejar estos nuevos modelos de uso del transporte “privado”, regularlo y establecer unas líneas comunes para todo el territorio.

movilidad compartida ley

De dónde venimos y a dónde vamos

Una de las razones por las que se considera que es importante que la movilidad compartida tenga su lugar en esta ley es porque el transporte representa el 25% de los gases efecto invernadero en España. Por eso también el propio Ministerio tiene elaborado un plan sobre la movilidad sostenible, con el que define un conjunto de directrices y medidas para el fomento de una movilidad más sostenible.

Así se busca, por ejemplo, que los pasajeros apuesten por el transporte colectivo de viajeros. De hecho, cada vez más personas apuestan por compartir vehículo a la hora de desplazarse a su espacio de trabajo, involucrándose por un modelo de movilidad más sostenible.

Cabe señalar que esta futura Ley del Cambio Climático pretende que, en lo que a electricidad se refiere, nuestras fuentes provengan exclusivamente de las renovables en el año 2050. Y en una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de al menos el 90% con respecto a los niveles de 1990.

De esta forma, se mantiene vigente el objetivo de poder cumplir el Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático y garantizar la total descarbonización de la economía española en la segunda mitad del siglo XXI.