Saltar al contenido

Smart Cities: IoT aplicado a la gestión urbana sostenible

mayo 26, 2017
smart cities

Las ciudades en las que vivimos están cada vez más controladas a distancia y cuentan con un mayor número de elementos automatizados que facilitan la vida de los ciudadanos y hacen más eficiente la gestión de los recursos que utilizamos en el día a día. Esto se ha conseguido gracias a la implementación de soluciones como el IoT –Internet de las Cosas, que en los próximos años promete estar presente en cada elemento que forme parte de cualquier ciudad, desde los medios de transporte y los edificios hasta los parques, tuberías y cableado urbano.

Actualmente son muchos los proyectos de I+D dedicados a la creación y mejora de este tipo de sistemas. Entre todos ellos destaca Smart Cyber Physical Systems Engineering Labs –CPSE Labs-, un proyecto financiado por la Comisión Europea que tiene como objetivo dotar de fondos las propuestas más innovadoras en lo que a gestión de sistemas basados en IoT se refiere.

Gracias a estos proyectos se está consiguiendo desarrollar métodos de gestión de recursos que consiguen reducir el consumo de agua a la hora de regar los parques y los jardines de nuestras ciudades, obtener una mayor producción energética en lo que al uso de energías renovables se refiere o gestionar el tráfico de forma inteligente, lo que se traduce en ciudades más limpias y con menos predisposición a la aparición de atascos.

Los principales objetivos de CPSE Labs son la creación de una red europea de centros que permita facilitar la transición entre investigación científico-tecnológica y mercado, identificar y ejecutar los experimentos de rápida implementación, diseminar a nivel europeo las mejores prácticas en el ámbito de los CPS y establecer a la vez un marketplace que los dote de recursos con los que llevar a cabo toda esta serie de proyectos.

Estas propuestas permiten que la investigación y el desarrollo de los elementos que conforman las Smart Cities salgan adelante y sean rentables. Poco a poco, vemos cómo los entornos urbanos se están transformando en espacios mucho más eficientes y mejor gestionados gracias al IoT. En las décadas futuras esta tendencia aumentará y esto conseguirá que las ciudades se conviertan en espacios más limpios y en entornos más agradables en los que vivir mientras que, al mismo tiempo, serán mucho más respetuosas con el medio ambiente local y con los recursos naturales del planeta en su conjunto.