Saltar al contenido

Las Smart Cities: qué son y qué ventajas tienen para el ciudadano

marzo 10, 2017
Endesa_smart_cities

Uno de los conceptos de los que más vamos a oír en los próximos años es el de Smart City o Ciudad Inteligente. Smart City es el nombre que se le da a las ciudades que, haciendo uso de Internet y de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), consiguen ser mucho más eficientes y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

Sin duda, el elemento que caracteriza a las Smart Cities es la conectividad de cada una de las infraestructuras que la conforman. De este modo, gracias a la combinación de los millones de datos recopilados a través de la red, se consigue que todas sus partes funcionen de forma mucho más eficiente y que tengan una mejor respuesta tanto en situaciones normales como en situaciones de emergencia.

Red de transportes conectada:

Uno de los elementos que definen las Smart Cities es su red de transporte conectada. Gracias a la conexión a Internet de coches, de autobuses y trenes, se consigue un transporte mucho más eficiente y sostenible porque se puede adaptar el servicio a las necesidades de los usuarios del transporte en tiempo real.

Mejor gestión de los recursos energéticos:

Otro de los elementos propios de las Smart Cities lo vamos a encontrar en su forma de gestionar los recursos energéticos. Gracias al conocimiento de los datos de consumo en tiempo real, así como a la previsión de dicho consumo, se dispone de una red de suministro energético mucho más eficiente y sostenible desde los puntos de vista económico y medioambiental.

Aprovechamiento más eficiente del espacio:

Por otra parte las Smart Cities permiten una mejor organización de los espacios urbanos debido a que, al estar conectados, tanto ciudadanos como Administraciones pueden colaborar de manera mucho más directa en la adecuación de dichos espacios a las necesidades reales de la población. De esta forma se crean espacios públicos (edificios y zonas verdes) más eficientes, respetuosos con el medio ambiente y acordes a las necesidades reales de la ciudadanía.

Sin embargo las ventajas de las Smart Cities no se limitan solo a estos tres elementos. En realidad las posibilidades que presenta este nuevo concepto de ciudad son casi ilimitadas. En el futuro, cualquier infraestructura podrá ser conectada a través de Internet y ser gestionada de una manera mucho más eficiente. De esta forma, se crearán ciudades que resulten mucho más agradables para los ciudadanos y mucho más respetuosas con el medio ambiente.