Saltar al contenido

Los envases sostenibles están cada vez más cerca

mayo 8, 2019
Los envases sostenibles están cada vez más cerca

Desde hace tiempo se investiga sobre nuevos materiales que permitan tener envases sostenibles y acabar con la dependencia del plástico.

Los envases de plástico están en todas partes, desde artículos de tocador hasta tazas de café desechables y frutas y verduras. Sin embargo, en el esfuerzo y mentalidad de todos está el acabar con esta alta dependencia y apostar por envases sostenibles.

No en vano, se calcula que de los 78 millones de toneladas de plástico que se producen para el envasado cada año, más del 30% termina contaminando el medio ambiente. Y una gran parte de él acaba en el océano, donde tiene un efecto devastador en la vida silvestre marina.

A medida que los problemas relacionados con la excesiva dependencia del plástico se vuelven más conocidos, los consumidores están comenzando a volverse contra los plásticos de un solo uso. Sin embargo, sus opciones están limitadas por los materiales elegidos por los principales fabricantes en industrias de alto volumen como alimentos y cosméticos.

Los envases sostenibles están cada vez más cerca

Innovación europea

En Europa hay varias empresas que están innovando y proponiendo diversas opciones de envases sostenibles.

Por ejemplo, Holy Lama usa hojas de palma para crear estuches con forma de ostra para sus jabones hechos a mano. Las hojas caen naturalmente de la palma de areca, luego se recolectan y moldean en la forma deseada.

Arekapak, una startup de Berlín, está desarrollando también paquetes de hojas de palma para alimentos como frutas frescas, verduras y nueces, que pueden ser utilizados como envases sostenibles.

Otra opción es Sulapac, cuyos envases están hechos de una combinación de astillas de madera naturales biodegradables. El material tiene propiedades similares al plástico. Es resistente al agua y al aceite y no penetra en el oxígeno. Los productos Sulapac combinan ecología, lujo y posibilidades de diseño ilimitadas. Sulapac también puede competir con el costo del plástico y puede fabricarse en serie con el mismo equipo que el plástico.