Saltar al contenido

5 heladerías que debes descubrir este verano

agosto 24, 2018

No hay mejor época del año para tomarse un helado que en verano. Sobre todo si tenemos la oportunidad de degustar alguno de los que salen de estas heladerías tan especiales.

DellaSera (Logroño)

Fernando Sáenz está al frente de este obrador y heladería. Este chef concibe la heladería como cocina: cocinar el frío, cocinar sabores, seleccionar los ingredientes y dejarles trabajar.

De allí han salido el helado de crema de limón con aceite de Alfaro, el de frambuesas maceradas en vinagre de Haro o el de Galleta María.

Islandia (Gijón)

Esta heladería es de las pocas que siguen elaborando los helados ellos mismos cada día y que buscan sorprender a los clientes con originales creaciones. Completan su oferta con tartas típicas asturianas ideales para regalar. De Islandia salieron, en los años 90, los primeros helados autóctonos de Asturias, como son queso Cabrales, sidra y fabada, siendo este último el que más impacto causó.

heladerías helado verano

Nossi Be (Bilbao)

La heladería Nossi-Be fue fundada en 1911 y tiene en su carta aproximadamente 150 sabores distintos, entre ellos queso con salmón o de txipirones en su tinta. Son dietéticos y tolerados por diabéticos (como es el caso de los helados de yogur con fresas, mantecado, trufa y yogur natural). También ofrecen batidos, gofres, granizados, horchatas y tés, cafés y chocolates.

Rocambolesc (Girona)

Jordi Roca (el menor de los hermanos de El Celler de Can Roca) es el encargado de idear estos helados dulces y salados de Rocambolesc, como el de queso parmesano, el de pan tostado con aceite, el de cerveza o de espárragos con trufa. Pero en su propuesta no faltan los sabores clásicos como el chocolate o la vainilla, que pueden degustarse dentro de panecillos calientes.

Mistura (Madrid)

Bajo el pórtico de la Plaza Mayor, está la heladería artesanal Mistura, el segundo local de Carmelo Rodríguez y Carlos Sotomayor. Además de desayunos, meriendas y un especial cuidado por una receta de café especial, los helados parten de leche de ganaderos madrileños aunque también hay sorbetes con base de agua y un 50% de fruta (sin nada de grasa) para alérgicos, veganos o caprichos de dieta.