Saltar al contenido

Tiempo revuelto en Júpiter

marzo 15, 2018
Planeta Júpiter

Muy probablemente a estas alturas del invierno ya te estés quejando del mal tiempo. A pesar de haber sido el primero en preocuparte por la sequía, por el excesivo calor, por la falta de agua en pantanos y embalses, ya has llegado a tu límite de viento, agua y nubarrones. Quieres buen tiempo, primavera, poder pasear por la playa o sentarte en una terraza en manga corta. Bueno, paciencia.

Para hacer más corta la espera (todo llegará, no te preocupes) te voy a llevar de viaje. Vamos lejos, te aviso, y además el tiempo allí no es bueno. Quizá encontremos una de las peores temperies que podamos encontrar en nuestro sistema solar.

¿Preparado? Nos vamos a Júpiter.

El camino ya nos lo ha enseñado Juno, un pequeño satélite que la NASA lanzó allá por el 2011. Cinco años después, en el verano de 2016 llegó al gigante gaseoso y se puso a orbitarlo, enviando todo tipo de datos. Desde ese momento ha recorrido más de 200 millones de kilómetros y nos ha enviado imágenes insólitas de este sublime planeta. En particular de sus polos, que desde nuestra Casa Tierra no podemos ver debido a la posición de su eje y que las misiones anteriores se centraron más en las zonas ecuatoriales.

En el ecuador de Júpiter se encuentra la Gran Mancha Roja, que merece un post aparte, y la atmósfera allí presenta estructuras excepcionales. Como esta, que Juno capturó en diciembre pasado y muestra la turbulencia de las nubes jovianas. Para que te hagas una idea del tamaño, cada pixel de esta fotografía representa 9 Km de terreno.

Y allí, en los polos, han encontrado mal tiempo. Muy malo. Pero de una belleza cósmica. La fotografía compuesta que ilustra este post, tomada en el canal infrarrojo por Juno el pasado 2 de febrero, muestra el polo norte joviano. En él, un ciclón de dimensiones gigantescas está acompañado de ocho ciclones más que lo rodean (ciclones circumpolares (CPC), se llaman). En el polo sur la configuración es parecida, un ciclón central y cinco circumpolares.

Esta fascinante estructura muestra el calor que irradian los nueve ciclones, un verdadero sueño hipnótico para los meteorólogos. Las zonas en amarillo son las que representan zonas más cálidas (unos 13ºC bajo cero) y nubes más delgadas, mientras que los tonos rojos oscuros muestran temperaturas más frías y nubes más compactas.

Los científicos de la misión aún no se explican cómo está inmensa rueda ciclónica no se mezcla y permanece más o menos estable. Aquí hay un hilo con las últimas informaciones, por si eres más friki que yo… Por ahora nos conformaremos con disfrutarla, antes de que, desgraciadamente, Juno vaya cayendo en su órbita hacia Júpiter y se mezcle con él en los próximos meses… Aquí podemos ver la estructura en color más real:

Todo esto, y mucho más, en la página oficial de la misión Juno: https://www.missionjuno.swri.edu/#/mission