Saltar al contenido

5 lugares mágicos para practicar el mindfulness en invierno

febrero 9, 2018
5 paraísos para ejercitar mindfulness en invierno

Vivimos en un mundo lleno de estímulos y distracciones, de prisas y estrés. Nos resulta casi imposible concentrarnos, prestar atención, vivir conscientemente. Muy ligado a la meditación e incorporando los beneficios de la misma, encontramos la corriente del mindfulness, una disciplina que cuenta cada día con más seguidores.

Os proponemos cinco lugares evocadores para encontrar la calma que todos necesitamos. Cinco lugares en distintas partes del globo que preconizan el contacto con la naturaleza y sus elementos para lograr el bienestar mental. Algunos de ellos sin wifi. La desconexión será mejor si es plena. ¿Probamos?

Cuando la naturaleza es tan desbordantemente maravillosa, solo podemos contemplarla enmudecidos. La aurora boreal es uno de estos fenómenos. En el complejo Fordypningsrommet la experiencia se redondea alojándote en uno de sus habitáculos.

 

60.000 losas de cuarcita recubren los suelos y paredes de este exclusivo spa en Suiza, 7132 THERME donde descalzos podremos sumergirnos en sus aguas minerales, a 30º C. Todas nuestras tensiones, preocupaciones y miedos quedarán suspendidos. Seremos capaces de observar como nieva fuera con nuestra mente en blanco.

Hotel 7132 Therme en SuizaLa soledad siempre ha acompañado a los cuidadores de los faros, esa soledad que permite que los pensamientos se sucedan sin interrupción. En este alojamiento en un faro de una diminuta isla en Maine (Estados Unidos) uno podría pasarse horas simplemente observando el romper de las olas.

Mindfulness en invierno. Hotel Keepers Hourse, en Maine. Foto de Jenny Stundon.
Mindfulness en invierno. Hotel Keepers Hourse, en Maine. Foto de Jenny Stundon.

¿Sabes cómo suena el viento cuando pasa por las hojas en forma de aguja de los pinos? Es un sonido fascinante, tremendamente relajante. Es uno de los sonidos que se escuchan cuando uno se aloja un cubo del Hotel Consolación (Teruel). El fuego de la chimenea de la habitación se encargará de hipnotizar nuestros sentidos cuando estemos dentro.

Mindfulness en invierno: Hotel Consolación, en Teruel.

“El lujo de lo remoto”. Así se anuncia el hotel islandés Budir, a dos horas en coche de Reykjavik. Alejada de cualquier bullicio, nuestra mente será capaz de concentrarse en todo aquello importante de la vida.

Mindfulness en invierno: Hotel Budir, en Finlandia

Estas experiencias proponen marcos incomparables para encontrar la calma, pero lo más importante es que cada uno seamos capaces de encontrar algo de tranquilidad y reflexión en nuestro día a día, incorporando alguna de las técnicas del mindfulness para aliviar nuestro estrés.