Saltar al contenido

5 escapadas para descubrir la belleza del invierno

febrero 23, 2018
5 escapadas para disfrutar de la belleza del invierno

Somos muchos los que disfrutamos tanto de los paisajes invernales como los del estío. Algunos incluso los preferimos y por ello no nos privamos de viajar cuando el frío y la nieve dominan el hemisferio norte. Hemos elegido estos sugerentes planes donde la nieve y los vientos helados están garantizados. Anudamos una buena bufanda al cuello, nos calzamos las botas de invierno y embarcamos:

Patinar sobre hielo en Central Park

5 escapadas para vivir el invierno: Central Park.

Aunque ha aparecido en decenas de películas, a nosotros el plan de patinar en pleno Central Park sigue atrayéndonos. Seremos una persona más entre la multitud que allí se congrega, pero no nos importa. Los rascacielos al fondo serán testigos de nuestra experiencia sobre hielo neoyorkina.

La costa Normanda

Sentarnos a ver el paisaje del Etretat, sus acantilados y su célebre trompa de elefante mientras el viento azota al mar, nos hace sentir afortunados. Pasearemos luego por los jardines colindantes recién inaugurados, salpicados de fascinantes esculturas y acabaremos tomando un calvados, un destilado de manzana típico de esta zona.

Esculturas en hielo

5 escapadas de invierno: Los Alpes de Suiza

Viajamos hasta Japón en pleno Yuki Matsuri de Sapporo, el famoso festival de figuras gigantes de hielo que se celebra en la capital de Hokkaido. Figuras increíbles donde abundan personajes de la mitología japonesa que por la noche se iluminan creando hermosos shows de luz y sonido. Paralelo al festival, tiene lugar el mercadillo gastronómico de Odori Park, perfecto para degustar especialidades locales, como el cangrejo de Hokkaido.

En una cumbre suiza

El teleférico que nos lleva a la cima de Brienzer Rothorn (2350 metros) funciona también en invierno. A nuestros pies, toda la nieve que somos capaces de imaginar. Si el sol brilla, la blancura del paisaje es hipnótica. Imaginamos toda la vegetación verde que se esconde tras el manto nevado y nos apuntamos en nuestro cuaderno viajero la promesa de volver al mismo sitio en verano para constatarlo.

Parque de Esculturas de Gustav Vigeland

Esta zona dentro del parque de Frogner es uno de los puntos imprescindibles para todo aquel turista que aterriza en Oslo. El dramatismo de algunas estatuas se acentúa todavía más con la gélida nieve que suele cubrir en estas fechas la capital noruega. Bien abrigados, recorreremos este parque dispuestos a sacar la mejor instantánea del mismo, aunque el mercurio se empeñe en quedarse por debajo de cero.