Saltar al contenido

La iluminación LED y su impacto en la sociedad

marzo 20, 2019
La iluminación LED y su impacto en la sociedad

Según la Agencia Internacional de Energía, la demanda de iluminación será un 80% más alta para 2030 que en 2005. Por eso la iluminación LED es una apuesta de futuro.

La iluminación LED usa considerablemente menos electricidad que las fuentes de luz incandescentes o fluorescentes. Por ejemplo, una bombilla LED de 5 a 7 vatios es equivalente en brillo a una bombilla incandescente de 60 vatios o una luz fluorescente de 15 vatios. Por eso, estas bombillas permiten reducir el consumo sin cambiar fundamentalmente el comportamiento humano. Además, a diferencia de las bombillas fluorescentes e incandescentes, las bombillas LED no contienen mercurio ni ningún otro material tóxico.

La alta eficiencia y la naturaleza direccional de los LED los hacen ideales para muchos usos industriales y sociales. Los LED son cada vez más comunes en alumbrado público, de estacionamientos, iluminación de pasillos y otras áreas al aire libre.

El consumo de energía del alumbrado público es una parte cada vez más importante del uso de energía de las ciudades. Y una carga cada vez mayor para los presupuestos municipales.

La iluminación LED y su impacto en la sociedad

Igual luz, menos consumo

La iluminación LED beneficia tanto al medio ambiente como a los presupuestos de las autoridades locales. Las luces LED son entre un 40 y un 60% más eficientes energéticamente que las tecnologías de iluminación tradicionales. Simplemente mediante el uso de luminarias LED, es posible proporcionar una iluminación de mejor calidad. Y así reducir el consumo de energía y reducir las emisiones de CO2.

Se calcula que solo en los Estados Unidos, reemplazar la iluminación exterior con iluminación LED puede ahorrar 6 mil millones de dólares al año y reducir las emisiones de carbono por el equivalente a sacar 8,5 millones de automóviles de las carreteras durante un año. Los costes de operación y mantenimiento también tienden a ser mucho más bajos. Las luminarias LED duran al menos cuatro veces más que las bombillas tradicionales.

El ahorro de estos costes puede ayudar a aliviar la carga financiera de los municipios que tienen presupuestos ajustados y están agobiados por fuertes facturas de servicios públicos. Las ciudades que invierten en alumbrado público LED pueden tomar los ahorros e invertir en otros servicios.