Saltar al contenido

Cómo nos afecta la polución lumínica

diciembre 26, 2018
Contaminación lumínica: qué es y cómo nos afecta

Se calcula que el 80 por ciento de la población mundial vive bajo la contaminación lumínica. En los Estados Unidos y Europa, el 99 por ciento no puede ver una noche natural por la influencia de estas luces artificiales. Este uso creciente y generalizado de la luz artificial en la noche no solo perjudica nuestra visión del universo. Además, puede afectar a nuestro medio ambiente, nuestro consumo de energía y nuestra salud.

Hasta hace un siglo, más o menos, la vida en la Tierra se regía por el ritmo de luz que marcaban el Sol, la Luna y las estrellas. Ahora, las luces artificiales dominan la oscuridad y nuestras ciudades brillan por la noche. Evidentemente, esto cambia el panorama y, aunque la luz tiene efectos positivos, también tiene otros negativos.

Así, se está estudiando desde hace tiempo que este brillo del cielo nocturno supone un aumento del consumo energético y que puede llegar a interrumpir el ecosistema y la vida silvestre. Incluso se valora los efectos que puede tener la contaminación lumínica dañando la salud humana.

La contaminación lumínica afecta a todos los ciudadanos. Afortunadamente, la preocupación por este tipo de contaminación está aumentando en los últimos tiempos. Un número creciente de científicos, propietarios de viviendas, grupos ecologistas y líderes cívicos están tomando medidas para intentar restaurar la noche natural. Cada uno de nosotros puede tomar soluciones prácticas para combatir la contaminación lumínica a nivel local, nacional e internacional.

Contaminación lumínica: qué es y cómo nos afecta

Cómo reducir este tipo de contaminación

La buena noticia es que la contaminación lumínica, a diferencia de muchas otras formas de contaminación, es reversible. Basta con reducir la luz de nuestro hogar durante la noche para estar contribuyendo a mejorar.

Pero, además, se pueden dar otros pasos, como utilizar la luz solo cuando y donde se necesite. Además, podemos optar por luces y temporizadores del detector de movimiento, de manera que solo se enciendan a nuestro paso. También se recomienda bajar completamente las persianas para mantener la luz dentro de los hogares y que no salga.

Si quiere descubrir cuánta contaminación lumínica hay donde vives, puedes ver este mapa interactivo creado a partir de los datos del «Atlas Mundial» para obtener una vista panorámica de las luces de tu ciudad. Los usuarios de Google Earth pueden descargar una superposición también creada a partir de los datos del «Atlas mundial». También se pueden revisar los datos del mapa interactivo de contaminación lumínica Globe at Night.