Saltar al contenido

El consumo del sistema en reposo: ¿cómo evitarlo?

noviembre 30, 2018
El consumo del sistema en reposo: ¿cómo evitarlo?

El consumo del sistema en reposo es aquel en el que incurren los aparatos cuando están conectados a la red eléctrica en modo espera. Es cierto que la Unión Europea obliga a todos los fabricantes y proveedores a respetar unos requisitos de ecodiseño si quieren vender sus productos. Así, desde 2013, no deben consumir más de 0,5 vatios en modo de espera. Estas reglas han reducido el consumo anual de electricidad en alrededor de 35.5 TWh por año. El equivalente al consumo anual de energía de Rumania.

Sin embargo, los aparatos modernos están cada vez más conectados a internet durante el modo de espera, consumiendo mayores cantidades de energía. Desde enero de 2017, los dispositivos de reserva en red no deben consumir más de 3 a 12 vatios. Esto se compara con 20 a 80 vatios anteriormente. Se espera que esta disminución ahorre 36-38 TWh adicionales.

Cómo saber el consumo en reposo

Pero, además de estas medidas legislativas, como usuarios podemos tomar acciones para evitar este consumo de electricidad del sistema en reposo.

El primer paso sería hacernos con un medidor de energía. Un aparato que cuesta entre 10 y 15 euros.

El consumo del sistema en reposo: ¿cómo evitarlo?

Para evitar el consumo del sistema en reposo, podemos seguir una serie de consejos. Por ejemplo, desenchufar el aparato de la toma de corriente. Esta es una buena idea, especialmente para los dispositivos que no se están utilizando durante largos períodos de tiempo.

Además, se recomienda el empleo de una regleta de alimentación con su propio interruptor de encendido / apagado. Este tipo de enchufes son muy útiles, especialmente para aparatos informáticos, como el ordenador y todos sus periféricos (impresora, monitor, disco duro externo…). Una vez que se haya apagado el ordenador, si desconectamos el botón de la regleta, también detenemos el consumo de energía del sistema en reposo.

También podemos utilizar este tipo de regleta en nuestros televisores y videoconsolas. Sin embargo, debemos tener cuidado si usamos decodificadores o videograbadoras, especialmente si los hemos programado para grabar programas.

Los enchufes con temporizador también son una opción muy práctica para evitar el consumo del sistema en reposo. Sobre todo si somos de los que recargamos móviles o cepillos eléctricos por las noches. Una vez transcurrido el tiempo preestablecido, el dispositivo corta completamente la fuente de alimentación.