Saltar al contenido

Consejos para sacarle el mayor partido a tu frigorífico

febrero 1, 2019
Consejos para sacarle el mayor partido a tu frigorífico

Es uno de los electrodomésticos básicos de cualquier hogar y de los que está plenamente conectado y funcionando. Sin embargo, podemos hacer que el frigorífico de nuestra cocina sea más eficiente siguiendo una serie de consejos y trucos.

Una de las primeras cosas a tener en cuenta es que los diferentes compartimentos de este electrodoméstico tienen su razón de ser. Si guardamos alimentos en el lugar equivocado, estamos desperdiciando nuestro frigorífico, lo que hace que los alimentos duren menos y gastemos más dinero. La comida debe mantenerse a bajas temperaturas para evitar el crecimiento de bacterias y otros microbios.

Por eso también se recomienda tapar todos los alimentos, dado que la mayoría de ellos contienen humedad. Cuando se deja sin cubrir, los alimentos filtrarán esta humedad en el aire y el compresor en la nevera tendrá que trabajar el doble de duro para eliminarla.

Además, antes de meter cualquier alimento en el frigorífico deberemos dejar que se enfríe a temperatura ambiente. Si nada más cocinar un plato lo llevamos al frigorífico, este tendrá que hacer doble esfuerzo para enfriarlo, empleando más recursos y energía para ello.

Consejos para sacarle el mayor partido a tu frigorífico

Medidas en el exterior

Conseguir que nuestra nevera sea más eficiente no depende solo de las acciones que podemos tomar para el interior de nuestro electrodoméstico. También podemos tomar algunas medidas sobre su exterior.

Por ejemplo, extraer cada cierto tiempo el frigorífico de su sitio para poder aspirar la parte posterior. Detrás de las neveras se acumula mucho polvo y suciedad, lo que puede acabar estropeando el condensador. Cuando se limpia, el frigorífico tiene menos resistencia para hacer su trabajo y es, por tanto, más eficiente.

También se recomienda comprobar que el sello de la puerta está en buenas condiciones. Para ello, podemos poner un papel o un billete junto a la puerta cerrada del frigorífico. Si se mueve, es que se escapa el aire y deberíamos cambiar este sello de goma o plástico de la puerta.

Gestos sencillos que, sin embargo, pueden ayudarnos a lograr que nuestro frigorífico sea más eficiente.