Saltar al contenido

Wirtanen, el cometa navideño

diciembre 8, 2018
Wirtanen, el cometa navideño

El “buen tiempo” que estamos sufriendo estos días realmente no tiene nada de bueno. El anticiclón se ha hecho fuerte en nuestras latitudes y va a ser complicado que cualquier borrasca mediocre le desplace de su posición. Tendrá que, o bien debilitarse, o bien apartarse ante una fuerte perturbación o una gran vaguada asociada. El efecto tapadera ya está sintiéndose en las grandes ciudades, y la boina tóxica desgraciadamente es cada día más visible en Madrid, por ejemplo, a pesar de los esfuerzos del Ayuntamiento y sus medidas anticontaminación. 

Sin embargo, y por ser positivos, estos cielos despejados y la cantidad de horas nocturnas de esta época del año nos van a permitir admirar un acontecimiento estelar de categoría. La visita de un cometa en nuestros cielos: el 46P/Wirtanen.

Es este un cometa que nos visita cada 5 años y medio, aproximadamente, aunque este tiempo se está acortando. A principios del siglo XX estas visitas se producían cada siete años, pero Júpiter el Gigante y sus perturbaciones gravitatorias le hace desequilibrarse un poco cuando se acerca a él en su perihelio.

El momento más cercano a la Tierra será el día 16 de diciembre, cuando pasará a unos 7 millones de Km de nosotros. Previamente, el día 12, habrá pasado cerca del Sol. Parece mucho, pero en realidad, a escala cósmica, son nuestros dominios: unas 30 veces la distancia de la Tierra a la Luna, o 0.7UA (Unidades Astronómicas, la distancia entre la Tierra y el Sol).

Será el cometa más brillante del 2018, y, aunque la observación podrá realizarse a simple vista, es mejor usar unos prismáticos o binoculares. Desde luego, que nadie espere ver la típica imagen de un cometa que todos tenemos en la cabeza, el de los Reyes Magos: el núcleo estrellado y la cola –llamada coma- extendiéndose detrás. No. Lo que se verá será un resplandor, como una estrella difuminada, ni tan brillante ni tan definida como la luz que refleja Venus o Saturno estos días, pero espectacular en todo caso para los que amamos los cielos y todo lo que ocurre allí arriba.

Wirtanen, el cometa navideño

Para ver el cometa tendremos que localizar la constelación de Tauro, y según pasen los días irá subiendo en el horizonte hacia la de Auriga y hacía la Osa Mayor. Si te pierdes en los cielos nocturnos lo mejor es acudir a páginas especializadas de astronomía, o a Heavens Above, una estupenda página que tras decirle dónde nos encontramos en un mapa, te indica dónde y cuándo mirar para observar diferentes acontecimientos.

Así pues ya sabes, estas Navidades tenemos cometa a la vista, anímate, ponte un buen abrigo y sal a observarlo.

La imagen de portada corresponde a la APOD (Astronomy Picture Of the Day, de la NASA) y está tomada por Alex Cherney.