Saltar al contenido

Polvo de tiza para combatir el calentamiento global

diciembre 27, 2018
Efectos de la erupción del volcán Pinatubo en Filipinas en 2011 sobre el calentamiento global

Estos últimos días de 2018 están siendo muy activos geológicamente hablando. Un par de volcanes están dando problemas en sendos lugares del mundo. Desgraciadamente, en Indonesia, la actividad del Volcán Krakatoa ha provocado un tsunami destructor que ha dejado cientos de fallecidos y miles de desplazados. En menor escala, el Volcán Etna, en la zona de Catania (Sicilia) también está dando problemas con temblores frecuentes, aunque por suerte, sin víctimas a día de hoy.

Los volcanes son espectaculares chimeneas naturales que de forma ocasional dan salida al magma y a la lava que circula bajo la superficie terrestre. Esta acumulación de energía estalla de vez en cuando y deja imágenes espectaculares y numerosos efectos secundarios.

Uno de ellos lo pudimos sentir en todo el planeta en 1991, cuando el Volcán Pinatubo en Filipinas explotó arrojando una cantidad masiva de ceniza volcánica y gases que tuvo efectos a nivel global, en el clima terrestre. Sólo ciertos eventos de este tipo tienen el calibre de cambiar el clima.

Tanto la foto de portada como esta a continuación son de esa histórica erupción, la segunda más explosiva del siglo pasado.

Efectos de la erupción del volcán Pinatubo en Filipinas en 2011 sobre el calentamiento global

Ahora parece que Bill Gates quiere experimentar con este tipo de cosas, ayudado por la Universidad de Harvard. El experimento en cuestión se llama SCoPEx

Stratospheric Controlled Perturbation Experiment, y estaría siendo preparado para la primavera de 2019.

Se trata de lanzar globos aerostáticos a una altura de unos 20 km y lanzar a la estratosfera una sustancia capaz de absorber los rayos del Sol y por lo tanto evitar el calentamiento terrestre. Esta sustancia es carbonato cálcico aunque seguramente lo conozcas mejor como… polvo de tiza. En estos experimentos se trata de soltar entre 100 gramos y 1 kg de dicho polvo blanco y medir la influencia en esa parcela de atmósfera. Es, desde luego, muy poca cantidad, y realmente no se cómo van a extrapolar los datos, pero el proyecto cuenta con 3 millones de dólares en fondos. Así que da para bastantes tizas…

Por poner en perspectiva con lo que pasó en 1991, en aquella ocasión el Pinatubo inyectó a la atmósfera nada más y nada menos que 20 millones de toneladas de dióxido sulfúrico, lo que provocó un enfriamiento global de medio grado centígrado durante 18 meses.

Ignoro si los planes de Gates son así de ambiciosos, pero mi opinión con estos temas de geoingeniería sigue siendo la misma: los experimentos con gaseosa.

Texto: Emilio Rey