Cambio-climatico-deshielo Medio Ambiente

Siempre que escuchamos noticias sobre el cambio climático nos parece algo lejano. El comentario más habitual es “si no cuidamos el planeta, ¿qué les quedará a nuestros hijos?”.  Pero no solemos pensar en el planeta que nos quedará a nosotros, el planeta en el que vivimos nuestro presente. Cuando se habla de calentamiento global o de cambio climático siempre se dice que subirán las mareas, que se inundarán continentes enteros. Pero no somos conscientes de que estos fenómenos ya están teniendo lugar y que irán agravándose gradualmente hasta convertirse en fenómenos extremos.

 

Muchos de los efectos del cambio climático ya se están sintiendo:

 

  • Sequías: al aumentar la temperatura, aumenta la evaporación del agua, con lo que hay zonas donde las sequías ya condicionan la vida de sus habitantes impidiendo el cultivo de alimentos, debido a la falta de agua. En grandes regiones de África donde la escasez del agua va en aumento desde hace 50 años, la sequía es uno de los principales problemas medioambientales.

 

  • Fenómenos naturales extremos: en los últimos años se están produciendo fenómenos atmosféricos extremos, como olas de calor, maremotos… Muchos científicos relacionan directamente estos fenómenos con la emisión de gases de efecto invernadero y la destrucción de la capa de ozono.

 

  • Deshielo: en estos momentos muchos de los glaciares de la Tierra se están derritiendo. Gracias al estudio de los datos de imágenes de satélite de los glaciares, se puede afirmar que el agua que sueltan los glaciares de Groenlandia se ha multiplicado por 10 en los últimos 10 años. Esto provoca que el nivel del mar aumente de manera vertiginosa.

 

  • Refugiados ambientales: a mediados de los 70 se acuñó este término para referirse a la población obligada a migrar debido a desastres ambientales. Para hacernos una idea de la magnitud de este problema, hay estudios que afirman que el número de refugiados en 1990 era de unos 25 millones de personas. Hoy, existen estudios que predicen que para el año 2050 este número se elevará  hasta llegar a los 200 millones de refugiados.

 

Está en nuestras manos concienciarnos de la importancia de hacer un uso eficiente de los recursos para frenar los efectos que el calentamiento global ya está causando en el planeta.


Comentarios

  1. Muy buen post, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *