Ecoturismo Medio Ambiente

Cada vez son más las personas que, conscientes del daño que causa el turismo masivo, buscan destinos ecológicos para pasar las vacaciones. Los ecoturistas viajan de forma responsable hacia áreas naturales, conservando el ambiente y mejorando el bienestar de las comunidades locales.

 

Si todavía no sabes a dónde ir en tus próximas vacaciones y quieres un destino comprometido con el medio ambiente, estas propuestas 100% ecológicas te ayudarán a decidirte. Para tus ecovacaciones deberás tener en cuenta lo siguiente:

 

Desplazamientos: unos medios de transporte contaminan más que otros y, para empezar tu viaje con buen pie, es importante elegir el más adecuado. Los vehículos particulares son más contaminantes que los transportes colectivos. De hecho, un viaje en avión a corta distancia puede ser cinco veces menos contaminante que el mismo viaje en coche.

 

Destinos: la clave de unas ecovacaciones es evitar aquellos destinos en los que el flujo de turistas es muy elevado, para así evitar el impacto que el turismo de masas provoca en dicha región. Una zona muy masificada puede sufrir daños irreparables, tanto en su vegetación como en sus costumbres.

 

Alojamiento: cada vez existe una mayor oferta de alojamientos ecológicos; desde hoteles que respetan el medio ambiente, hasta construcciones realizadas con materiales y técnicas de la zona, siempre buscando el máximo aprovechamiento de los recursos y el mínimo impacto en el medio ambiente.

 

Interacción con la gente de lugar: algo que suele ocurrir en destinos muy turísticos es que sus comunidades se ven afectadas en cierta medida, bien porque se modifican sus costumbres o porque se crean hábitos directamente relacionados con el turismo. El deber del ecoturista es evitar dejar huella allí donde va.

 

Para buscar un destino ecológico existen muchos paquetes de viajes ecológicos. Debemos ser conscientes de que la sostenibilidad depende de que conozcamos el impacto que nuestras actividades tienen en el medio ambiente y tratar de modificarlos. De esta manera, nuestra huella ecológica se reducirá.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *