Saltar al contenido

Luz solar y estado de ánimo: ¿cómo nos afecta?

noviembre 7, 2018

¿Eres de los que piensan que en verano siempre estás más contento y de buen humor mientras que las largas noches del invierno te entristecen? Puede que estés en lo cierto, porque la luz solar impacta en nuestro estado de ánimo.

De hecho, hay varios estudios con los que se pretende analizar y conocer mejor cómo nos afecta la luz del sol. Por ejemplo, la Universidad de Southampton (Inglaterra) llevó a cabo un informe en cuyas conclusiones se asegura que la mayoría de los adultos (al menos 90%), experimentan cambios sutiles en el estado de ánimo, energía y sueño cuando cambia la estación del año.

Realmente es algo lógico si tenemos en cuenta que cuando hay menos luz aumentan las sensaciones de relajación (por eso también dormimos mejor por las noches). Sin embargo, esta calma puede ir ligada a veces a la melancolía y la tristeza.

Estado de ánimo y luz solar

Por el contrario, el aumento de claridad (es decir, la luz) nos ayuda a estar activos. Por eso también algunos pacientes con depresión tienden a encerrarse en cuartos oscuros, cerrar persianas, llevar gafas de sol…

La serotonina, culpable

Un estudio publicado en la revista especializada The Lancet concluye que la principal causa de que la luz del sol impacte en nuestro estado de ánimo está relacionado con la serotonina. Se trata de una sustancia que los rayos del sol provocan para el correcto funcionamiento de nuestras neuronas.

Por eso también se tiene constancia de que unos bajos niveles de vitamina D (vitamina potenciada por el sol) pueden conllevar al llamado trastorno afectivo estacional. Se trata de un estado de ánimo bajo, típico de los meses de otoño e invierno y que afecta hasta al 10% de la población. Quien lo sufre tiene los mismos síntomas cada año y en la misma época, cuando las horas de luz se acortan.