Saltar al contenido

Confort y ahorro energético, los retos del desafío invernal

noviembre 27, 2018
Termostatos inteligentes: Confort y ahorro energético

Con la llegada del otoño, llega el frío y con él, el ahorro energético se vuelve uno de los principales retos del año para la economía doméstica. Por este motivo, hacer un uso eficiente de la energía que se emplea para mantener los hogares cálidos y acogedores frente a las temperaturas del exterior se vuelve esencial. Según datos de la OCU, el aumento de un grado en la temperatura incrementa la factura de la calefacción en un 7%. No obstante, con la aparición de los termostatos inteligentes que se adaptan a las necesidades de cada vivienda y usuario, reducir este consumo resulta un objetivo fácilmente alcanzable.

Ayudar al usuario a respetar de manera sencilla sus rutinas diarias es una de las principales características de los termostatos inteligentes. Estos dispositivos inteligentes ofrecen al propietario de la vivienda la manera más cómoda de estar cálido en su hogar y a la vez ahorrar en la factura mensual de calefacción, gracias a su sencillez de programación y configuración intuitiva. A través de las distintas funciones de optimización el termostato aprende cuánto tarda el sistema en calentarse/enfriarse, aumentando la sensación de confort, disminuyendo el exceso de calor y mejorando el rendimiento de la calefacción.

Termostatos inteligentes: Confort y ahorro energético

Cada vez son más los hogares que incorporan los múltiples beneficios de los sistemas conectados para alcanzar una mayor seguridad, eficiencia y ahorro energético. La irrupción del Internet de las Cosas ha supuesto una revolución que ha permitido cambiar la manera en la que se controla el hogar, haciendo posible gestionar la vivienda desde cualquier lugar y en todo momento. Gracias a la conectividad Wi-FI de estos dispositivos, el usuario puede estar en permanente contacto con su hogar. La calefacción de la vivienda puede ser gestionada a través del Smartphone o Tablet desde cualquier lugar o en cualquier momento, mejorando el confort y consumiendo menos energía de forma inteligente. 

Los termostatos inteligentes más avanzados permiten al usuario activar automáticamente la calefacción incluso antes de llegar a su vivienda. Gracias a la función de geolocalización, el sistema reconoce cuando la vivienda está vacía y cuando los habitantes están cerca del hogar, activando el modo ahorro o elevando la temperatura hasta el estado de confort deseado, respectivamente. 

La llegada del frío es inminente y contar con un termostato inteligente se torna esencial. La suerte es que ya hoy existe tecnología capaz de gestionar temperaturas, sin ningún patrón de aprendizaje, con un alto nivel de conectividad, control y tecnología en el hogar. Y es gracias a ella, que combatir el frío sin incurrir en elevados costes energéticos, deja de ser un reto.

Celso Paniagua

Director técnico Honeywell Home