Saltar al contenido

¿Cuánto tiempo dura una caldera?

febrero 20, 2019
¿Cuánto tiempo dura una caldera?

Es muy probable que hayas oído como un mantra eso de que las calderas del hogar suelen durar 10 años. ¿Hay obsolescencia programada en este terreno?

Como en cualquier otro aparato, lo primero que hemos de decir es que no hay verdades absolutas ni que se trate de una media basada en datos objetivos y contrastables. Hay personas que habrán tenido la mala suerte de que su caldera se haya estropeado a los pocos años. Y quienes lleven toda la vida con el mismo aparato. El estado de la instalación, la calidad a la hora de montarla o la propia caldera en sí entran en juego a la hora de su duración.

Pero también el trato que le demos. Y esto sí está en nuestras manos: intentar prolongar todo lo posible la vida útil  y en buenas condiciones de nuestra caldera.

¿Cuánto tiempo dura una caldera?

Alargar la vida útil de la caldera

Lo primero que debemos tener claro es que la instalación de este aparato debe realizarse por profesionales certificados y acreditados. Realizar un correcto montaje de la caldera en nuestra casa es fundamental para que nos dure lo máximo posible. Así se evitarán averías y se hará con los parámetros de presión adecuados y correctos.

Además, estos mismos instaladores deben revisarnos la caldera y su instalación cada cierto tiempo, con el fin de garantizarnos que todo está funcionando correctamente y sin fallos en el suministro y el servicio.

Al realizar estas revisiones periódicas, los técnicos serán capaces también de observar posibles pequeños problemas antes de que se conviertan en asuntos serios. Esto también alargará la vida útil de la caldera y hacerlo con las condiciones de funcionamiento y seguridad adecuadas.

No obstante, no está de más que, llegados a los 10 ó 15 años de vida útil de la caldera preguntemos a estos mismos técnicos la conveniencia de cambiar nuestro aparato. Aunque la inversión pueda ser importante, hay programas de ayuda de diferentes comunidades autónomas. Y las mejoras de las nuevas calderas hacen que sean más eficientes y, por tanto, que gastemos menos energía y dinero.