Saltar al contenido

¡Horror! Se me ha estropeado el aire en plena ola de calor. ¿Qué hago?

julio 23, 2018
Ola de calor: qué hacer si se estropea el aire acondicionado

Esperamos que no suceda, pero la Ley de Murphy a veces hace de las suyas. Imagínate estar en plena ola de calor,  y que el aire acondicionado justo deje de funcionar. ¿Qué medidas puedo tomar ante una situación así?

Ante todo, mucha calma

Tener 40 grados a la sombra y estar sin aire acondicionado puede ser verdaderamente insufrible. Pero tiremos de humor: no estamos ante una tragedia griega. Así pues, lo más recomendable es que mantengamos la calma.

El primer remedio y más barato es tirar de un abanico con el que darnos aire ante tanto sofoco. Pero será mucho más práctico si ponemos algún ventilador en marcha y nos mantenemos próximos a él.

Evidentemente, ahora más que nunca tenemos que hacer caso de los consejos prácticos que nos permiten mantener fresca nuestra vivienda. Esto es: mantengamos las ventanas abiertas por la noche hasta poco después del amanecer. En cuanto el sol empieza a levantar por el Este, las temperaturas tienden irremediablemente a subir, por lo que es momento de evitar que el fresco acumulado por la noche se escape.

Ola de calor: qué hacer si se estropea el aire acondicionado

Además de cerrar ventanas, se recomienda bajar las persianas y echar las cortinas. Se trata de poner nuevos impedimentos para que la luz y, con ella el calor que desprende, entren en nuestra casa y hagan subir los grados.

Llamar a la asistencia técnica

Nuestro siguiente consejo es válido para cualquier época del año, pero es aún mejor recibido si se nos estropea el aire en plena canícula veraniega. El servicio de asistencia técnica de Endesa es un aliado nuestro ante cualquier incidencia que tengamos.

Así pues, podemos ponernos en contacto con este departamento para que nos envíen, a la mayor brevedad posible, uno de sus técnicos. Este profesional inspeccionará tanto nuestro aparato de aire acondicionado como la instalación en sí para averiguar cómo y dónde se ha producido el fallo. En función de su diagnóstico, nos ofrecerá diferentes soluciones y alternativas para que la incidencia dure lo menos posible.