Saltar al contenido

Control remoto y online de tu aire acondicionado

agosto 6, 2018

La sensación de entrar en un sitio fresco cuando el calor exterior derrite hasta el asfalto es muy agradable y placentera. Si quieres experimentar lo mismo cuando llegues a tu casa, el control remoto y online de tu aire acondicionado puede ser un gran aliado.

Vamos a explicarte un par de opciones para que tu casa esté a la temperatura deseada cuando llegues a ella y no tengas que encender el aire acondicionado nada más cruzar la puerta, evitando así la tentación de ponerlo a una temperatura excesivamente baja.

Función de programar

Los aires acondicionados llevan aparejado un mando a distancia. Quizá una de las funciones que pueden pasar desapercibidas y ser menos conocidas es la opción de programación.

Así, puedes predeterminar a qué hora quieres que se encienda o apague el aire acondicionado de una estancia concreta. Más allá del botón «On» principal, los mandos a distancia suelen tener otro “On” más pequeño, muy próximo a otro de «Off» y de similares proporciones.

Generalmente, deberemos pulsar el botón «On» pequeño una primera vez y, con las flechas de hacia arriba o hacia abajo, seleccionar la hora exacta en la que queremos que se ponga en marcha. Para confirmar y activarlo, deberemos volver a presionar el botón «On» pequeño.

Esta opción, evidentemente, es muy útil si sabemos la hora más o menos exacta a la que vamos a llegar a casa. Pero, si por la razón que sea, no lo sabemos, tenemos otras alternativas.

control remoto aire

La domótica era esto

La solución puede estar en un enchufe inteligente. Disponibles en formato individual o hasta en regleta, estos aparatos se enganchan al enchufe tradicional de la pared de la casa y, sobre ellos, conectamos nuestro aire acondicionado.

Los smart plugs llevan asociada una aplicación en el móvil. Con ella, podemos controlar cuándo se enciende el dispositivo que tenemos conectado. Algo que podemos programar o activar bajo demanda.  

Estos enchufes inteligentes son un poco más costosos que uno habitual, pero los puedes encontrar por menos de 10 euros. Puede merecer la pena apostar por este tipo de domótica para encontrar más confortable tu propio hogar.