Saltar al contenido

¿Te has pasado ya a los contadores inteligentes de luz?

abril 4, 2018
contadores inteligentes

Antes de que acabe este año, todos deberemos tener en nuestros hogares un contador inteligente de luz. Así lo determinaba el Plan de Sustitución de Contadores, que determina que los contadores tradicionales de los consumidores con una potencia contratada de hasta 15 kW deberán ser reemplazados por contadores horarios telegestionados.

Es importante recordar que los consumidores no tenemos que abonar nada por el cambio de nuestro contador por uno inteligente, aunque es cierto que el precio que pagamos por su alquiler sí que es ligeramente superior.

Los últimos datos oficiales disponibles sobre el ritmo de sustitución son de hace un año. Pero ya entonces se tenía constancia de que el 67% de todos los contadores antiguos habían sido ya sustituidos por estos más modernos.

Qué mejoras tiene un contador inteligente

Estos contadores inteligentes facilitan que podamos conocer con detalle las curvas de consumos horarios. Es decir, que nos permite conocer en qué tramos horarios hacemos un mayor consumo y en cuáles las tarifas son más económicas, de manera que podamos ajustar nuestros hábitos y rutinas para ser más eficientes y consumir menos.

No obstante, para que podamos hacer esto incluso en tiempo real, la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) aboga por poner en marcha un sistema que garantice la comunicación entre el usuario y su equipo de medida. Para ello, propone una página web o dispositivos instalados en el domicilio. Eso sí, recuerda que su coste no tendría que ser superior al ahorro que permite realizar un consumo planificado para aprovechar las horas en las que la energía sea más barata.

En cualquier caso, todos los usuarios podemos consultar el precio de la energía según los diferentes tramos horarios desde las 20:15 del día anterior. Para ello, podemos acudir a la página de REE (Red Eléctrica Español) si estamos acogidos a la tarifa PVPC.

Quienes sean clientes del denominado mercado libre, los precios son conocidos de antemano y estables como mínimo durante un año.