vehículo-eléctrico Ahorro / Innovación

Menos polución, menos ruido, menos vibraciones, mínimo gasto en ‘combustible’ pero, ¿qué hay de la autonomía? ¿Y del presupuesto?.

Vamos por partes: los vehículos eléctricos constituyen aún una porción ínfima del mercado (en España, el año pasado, se vendieron solamente 1.076 unidades). Las dos principales razones por las que algo tan atractivo como un vehículo ‘a pilas’ que alcanza los 135 km/hora no se impone son, justamente, la autonomía de las baterías y el precio de los vehículos que, en términos generales (y dejando de lado planes de incentivo nacionales), todavía se sitúa bastante por encima del de los vehículos convencionales.

Solían ofrecer poco espacio interior y ser nada más que vehículos de empresa, para los recados dentro de la misma ciudad. Pero si la velocidad en la ciudad ronda los 32 km/hora y recargar al cien por cien la batería en casa cuesta unos 2 euros (se recarga incluso en los momentos de desaceleración), ¿por qué no extender el uso de vehículos eléctricos para los desplazamientos cotidianos en la ciudad y el extrarradio?

Enumeremos algunas respuestas posibles: hay que hacer accesible un mecanismo eficiente para cambiar las baterías descargadas por otras cargadas en poco tiempo (el alquiler de baterías todavía es muy caro, hay que recargarlas a diario y el tiempo actual de recarga completa supera, en general, las 6 horas). Sin embargo, la cosa, poco a poco, va cambiando. El sector del automóvil se actualiza con la presentación de nuevos modelos, bastante más grandes, algunos un poquito más económicos como el Renault Zoe y el Kia Soul WV, y otros con más autonomía como el Tesla Model S.

Mientras tanto, este sector del mercado se completa con los vehículos híbridos, que combinan las ventajas del motor a combustión tradicional con las del motor eléctrico recargable. En el primer semestre de 2015, las cifras de ventas mejoraron: se vendieron en Europa unos 40.600 vehículos eléctricos y unos 36.700 híbridos recargables. En 2014 y 2015, el vehículo eléctrico más vendido en España fue el Nissan Leaf, seguido del BMW i3.

En algún momento habrá relevo y, por eso, la búsqueda tecnológica no se detiene. La espera y la esperanza están puestas actualmente en la tercera generación de baterías de ión-litio, aún no disponibles en el mercado español. Mientras tanto, Endesa está a la vanguardia de sistemas de recarga, ofreciendo soluciones que se adaptan a todo tipo de usuarios, independientemente del vehículo eléctrico que conduzcan y del garaje donde quieran disponer de su punto”. Más información.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *